Para comenzar, es muy importante decir que el aceite de oliva no se considera un alimento perecedero, por lo cual tiene una fecha de consumo preferente. Depende de cómo conservemos el producto será más o menos fiable. Esto quiere decir que verdaderamente no se va a ver afectada nuestra salud si consumimos aceite “caducado”.  Lo que si notaremos si tomamos este aceite “caducado” principalmente es en el sabor, que adquiere un toque rancio y pierde muchas de sus propiedades, las cuales sin que esté caducado son bastante beneficiosas.

Fomas de detectar un aceite caducado

Normalmente para comprobar que el aceite está caducado o no, basta con mirar la fecha de consumo preferente en la etiqueta del envase. Esta etiqueta no nos asegura al 100% que el producto que estamos consumiendo está en buen estado.

Entonces, una manera más fiable de determinar si el aceite está caducado es probando un poco nosotros mismos, así de sencillo, fiarnos de nuestro gusto y evaluar la calidad del aceite. 

Otra opción para evitar aceite “caducado” o que pueda estar en mal estado es fijarnos bien en su packaging. Lo que debemos de hacer como consumidores para asegurarnos de que esto no nos suceda, es, a la hora de comprar aceites, comprobar que no están en envases de plástico si es posible, o que no les incide directamente la luz solar. Lo ideal es un envasado en cristal oscuro aunque sabemos que esto es complicado si buscamos precios medianamente competentes para adaptarse a un uso diario.

Otro factor a tener en cuenta es la variedad. Puesto que la arbequina tiende a caducar o deteriorarse en menor plazos que otras.

También es de gran importancia como nosotros conservemos el aceite. Un buen cuidado puede alargar el tiempo de uso de este alimento: De manera que es vital que lo mantengamos a una temperatura constante, a ser posible, guardarlo en algún recipiente que no sea de plástico y comprobar la fecha de la última cosecha. Por supuesto evitar la incidencia de la luz directa, para no oxidarlo.

              Con todas estas indicaciones será más que suficiente para determinar y evitar consumir un aceite caducado, así como para aprender a conservarlo aunque, lo verdaderamente ideal es que, su consumo sea tan diario que no tengamos tiempo ni de preocuparnos por su conservación. Para ello y renovarlo, visita la tienda online de Aceites Agustín.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies